8 tips para maximizar los resultados de tus ejercicios

Advertisements



Mantenernos en forma no es tarea fácil. Debemos ser disciplinadas y constantes practicando una rutina de ejercicios que sea eficaz, y también ser cuidadosas con nuestra alimentación.
Sin embargo, aunque a veces lo hagamos, no vemos los resultados que esperamos, o estos tardan mucho en llegar y eso puede desmotivarnos. Por tal razón, aquí te ofrecemos 8 consejos que te ayudarán a maximizar los resultados de tu rutina de ejercicios, los cuales te encantarán.

 

 

1. Elige el peso correcto
Es muy común que al momento de ejercitarnos no lo hagamos con el peso adecuado. A veces no nos damos cuenta que llevamos mucho tiempo levantando el mismo peso, y ya no nos ofrece la resistencia necesaria para retar al músculo. Otras veces, cargamos en exceso y esto provoca que no terminemos las series y que incluso tengamos una mala ejecución y postura.
Busca siempre incrementar el peso, cada dos semanas, por ejemplo, a un punto que te signifique un esfuerzo pero puedas terminar las repeticiones y series perfectamente.

 

 

2. Concéntrate en el ejercicio
La mente es poderosa. En diversos experimentos sobre visualización, se ha comprobado que los atletas logran estimular los músculos tan sólo con visualizar el ejercicio a realizar a detalle.
Esto demuestra que la mente juega un papel en tus resultados. Trata de concentrar tu atención en lo que haces en el gimnasio, y no te distraigas con el entorno, la música, las conversaciones o con un audiolibro.


3. Utiliza un monitor del ritmo cardíaco
El ritmo cardíaco es determinante para quemar grasa, pues te permite saber la intensidad en la que estás trabajando cuando realizas ejercicio cardiovascular.
Es particularmente útil al realizar ejercicios HIIT (Entrenamientos en Intervalos de Alta Densidad) ya que en ellos, alternas intervalos muy intensos (con ritmo cardíaco trabajando entre 85% y 95%) y otros más leves (entre 60% y 70%).
El conocer tu ritmo te ayudará a ejercitarte con precisión y por lo tanto, a maximizar la quema de grasa.


4. Actualiza tus rutinas
El cuerpo es sabio, y tiende a adaptarse rápidamente a cada nuevo reto que le impongas, lo cual es un problema para el objetivo de incrementar masa muscular y quemar grasa.
Es común que en los gimnasios el instructor te asigne una rutina y espere que la realices durante meses. No lo permitas. Síguela hasta que sientas que tu cuerpo ya la domina, y entonces modifícala. Existen infinidad de ejercicios que te servirán para tus objetivos.

 

 

5. Descansa y duerme bien
Muchas personas, una vez que han logrado adaptar el ejercicio a su rutina diaria, tienden a obsesionarse y a sobre ejercitarse, restándole importancia al descanso, pero el descanso es esencial para que veas más y mejores cambios en tu cuerpo.
Durante el sueño, el cuerpo reconstruye las fibras musculares para su crecimiento. Asimismo, te dará la energía necesaria para rendir al máximo al momento de entrenar.
Por otro lado, el descanso entre sesiones de ejercicio es también necesario. Debes dedicar algunos días de la semana a la recuperación.


6. Ejercicios compuestos
A diferencia de los ejercicios de aislamiento, que se enfocan en un sólo músculo, los ejercicios compuestos ocupan varios grupos musculares, lo que incrementa la quema de calorías, pues son más demandantes.
Algunos de estos ejercicios son: Sentadillas, peso muerto, dominadas, lagartijas (push ups) y zancadas o desplantes. Empieza tu rutina con estos ejercicios y después realiza los de aislamiento.


7. Aceite de coco antes de entrenar
El aceite de coco, al ser una grasa saturada pero de cadena media, lejos de incrementar el colesterol, lo que hace es darte energía inmediata para antes de entrenar. Además, un estudio realizado en el 2003, determinó que este aceite ayuda a quemar grasa corporal y a acelerar el metabolismo ayudando así a la definición muscular. Por tal razón, muchos fisicoculturistas lo usan en la temporada previa a los concursos.


8. Realiza el ejercicio cardiovascular después del de fuerza
Además de que de esta forma mantienes tus niveles de energía e incrementas la quema de grasa, un estudio comprobó que la hormona de crecimiento aumentaba más cuando se realiza primero el entrenamiento con pesas.
Para lograr definición muscular, necesitas quemar grasa. Al hacer pesas primero, consumirás las reservas de glucógeno, y para cuando hagas el ejercicio cardiovascular, estarás entonces quemando la grasa directamente.
Por lo tanto si sigues este consejo, lograrás aumentar más músculo que si te ejercitas a la inversa.