8 celebridades más difíciles con las que trabajar

Advertisements



El mundo de los ricos y famosos es con frecuencia una guerra de egos, de caprichos y de excentricidades a las que algunos se sienten con derecho, debido a su fama y al peso de su nombre en el medio.
Estas actitudes provocan que compañeros actores, directores, y equipos de filmación tengan en su lista negra a las celebridades más difíciles con los que trabajar, y busquen evitarlas todo lo posible, lo que en muchos casos termina afectando su carrera y menguando sus opciones laborales.

 

 

Edward Norton
Según se dice en el medio, Edward Norton no parece entender su función en las películas (actuar) y tiende a querer controlar todo lo que sucede en el set, e incluso la dirección del filme. Quiere decidir qué partes deben editarse y cuáles extenderse, lo que por supuesto, molesta a los directores que únicamente desean hacer su trabajo sin interferencias.

 

 

Lindsay Lohan
Los ampliamente conocidos problemas de adicciones de Lohan la han llevado a comportarse de forma errática e irresponsable en las filmaciones. Retrasos de varias horas, o simplemente su ausencia sin previo aviso, son algunas actitudes comunes de la exestrella de Disney, que los directores que trabajan con ella tienen que soportar. Finalmente, su mal comportamiento pesó más que su fama y poco a poco los estudios de cine y televisión dejaron de llamarla.


Bruce Willis
Willis es famoso por ser voluntarioso, y querer hacer lo que le place. Resulta complicado trabajar con él, pues no conoce el concepto de “trabajo en equipo” e ignora las indicaciones o los deseos ajenos. Además, pretende decidir sobre la dirección del filme, lo que convirtió en un infierno el set de filmación de “Cop Out”. El director del mismo, Kevin Smith, declaró que trabajar con Willis es muy frustrante y es una persona imposible de tratar.


Gwyneth Paltrow
Gwyneth suele ponerse en papel de diva, exigiendo cosas como que la ducha del gimnasio sea lavada y secada para que ella la use, o exhibiendo una misteriosa enemistad con Scarlett Johansson, pues se sabe que no le dirigió la palabra y la evitó en lo posible en las filmaciones de “Iron Man 2”. También ha sido acusada en más de una ocasión de hablar mal de sus compañeros de filmación.

 

 

Val Kilmer
Al parecer, Val Kilmer ha tenido problemas en todos y cada uno de los filmes en los que ha participado. Se sabe que en la filmación de “Batman Forever”, el director Joel Schumacher descubrió que Kilmer tiene actitudes infantiles, y era imposible trabajar con él. La gente cercana al actor asegura que es hostil, maleducado y saca de quicio a todo mundo. Con ese comportamiento, no es de sorprenderse que su carrera haya ido en decadencia.


Russell Crowe
Conocido por tener un temperamento fuerte y difícil, el actor australiano también exhibe actitudes negativas, pues se enoja con facilidad e incluso llega en estado de ebriedad a las filmaciones. En una ocasión, arrojó su teléfono a un empleado del hotel, porque no tenía buena señal. Su comportamiento explosivo ha conseguido alejar a compañeros y directores, aunque él parece no darse cuenta, pues dice con orgullo que tiene “temperamento actoral”.


Christian Bale
Tan famoso por su talento y sus exitosos filmes, como por su desagradable carácter. Parece ser que llevarle la contra es un juego peligroso, pues el actor explota y se enfrenta con cualquiera que no esté de acuerdo con él, desde directores, hasta compañeros o el staff de filmación. Hace algunos años se filtró un audio de uno de estos enfrentamientos, dejando en claro que Bale no es alguien con quien se desee trabajar.


Katherine Heigl
A pesar del gran éxito del que Katherine ha gozado con algunas cintas como “The Ugly Truth” y series de televisión como “Grey’s Anatomy”, su pésima actitud ha causado que su carrera se apague. Además de criticar y cuestionar todo durante las filmaciones, la actriz acostumbra hablar mal de los trabajos en los que participa, lo que por supuesto, ha causado gran desconfianza en el medio y ya nadie quiere trabajar con ella. Vaya manera de sepultar su prometedora carrera ella sola.