Conoce A Melanie Gaydos, La Modelo Con Un Raro Desorden Genético Rompiendo Con Las Fronteras De La Moda

Advertisements

Esta hermosura inusual nació con displasia ectodermal, y está causando una gran ovación en la industria de la moda. La displacía ectodermal no es un síndrome, más bien es un grupo de síndromes que se originan de estructuras ectodermales anormales. Esto también ha resultado de una ceguera parcial debido a las córneas dañadas.

 

 

La chica de 28 años de edad Melanie Gaydos nació con este desorden genético, y dice que ella pensaba que terminaría recluida, pero en realidad terminó siendo una fabulosa inspiración como modelo a seguir en la industria de la moda.


Aparentemente, al principio de se dio a conocer con algo de faltas de respeto en la industria de la moda debido a su imagen inusual. Los desórdenes de Melanie afectan sus dientes, huesos, poros y cartílago, llevándola así a una imagen, por decirlo de otra manera, altamente única. Sólo recientemente por medio del apoyo de sus redes sociales y de sus más de 120 mil fans, se ha encontrado con una mayor aceptación por parte de las tendencias dominantes.

 

 

Ella se niega a cambiar su imagen con dentaduras, cabello falso o cirugías, y le muestra a todas las personas que son diferentes a que el hecho de ser así es una bendición, no una maldición. Melanie jamás pensó que el modelar sería su principal fuente de ingresos – ella pensó que algún día iba a ser una artista famosa, pero una recluida que se escondía de la sociedad. Estamos muy contentos por ella permite que su luz brille tan fuertemente a través del público y su IG.


Ella fue primeramente descubierta por el famoso fotógrafo Eugenio Recuento, después de que ella le escribió una carta a él como fan. Como respuesta, él la trajo en avión hasta Berlín para un video musical de Rammstein que él se encontraba dirigiendo. Ahora ella se encuentra en Seattle, tomando un descanso de la ciudad de Nueva York, y ha encontrado la paz y el éxito.

 

 

Ella se asemeja a una magnífica escultura hecha de porcelana, y claramente es una obra de arte en ella misma. Ella se mira tanto como un personaje poético del Renacimiento, tanto como una diosa punk con la que no querrías jugar. Los fotógrafos están obsesionados con ella, ¡y por una muy buena razón!


Melanie dice, “Mi cuerpo no me molesta de ninguna manera”. Ella probó dentaduras postizas por unos pocos meses pero decidió mejor permanecer al final como sus personal natural. “El tener dientes sólo lograba que la gente a mi alrededor se sintiera mejor”. ¿Y no es eso una lección de confianza para todos nosotros? Quédate con lo que te hace sentir como tú, no lo que hace que las personas a tu alrededor se sientan cómodos al estar contigo, ya que ahora eres “normal”.

 

 

Su dominio de las poses también está al 110% – esta foto con los cuernos está seriamente canalizando la colonia alienígena de Alex McQueen. Muchas de sus poses son muy arriesgadas (hemos incluido aquí algunas de las aptas para toda la familia), pero estas muestran que realmente se siente cómoda con su cuerpo, y no está tratando de esconderlo del mundo.


¡Y ella completamente acepta sus vibras alienígenas! Nos encanta toda su imagen verde con una pícara bajada de la cabeza, como diciendo, “Sí, soy de otro planeta, ¿quieres jugar conmigo?

 

 

Esperamos que la industria de la moda se dé cuenta de tienen la suerte de tener a esta hermosa graduada de las, y estén felices de que se esté convirtiendo lentamente un poco menos recluida (incluso aunque estemos tristes porque Melanie tuvo que sufrir todo tipo de faltas de respeto porque ella es la #1 en el departamento de Chicas Malas).


¡Oh!, y ella quiere que dejen de preguntarle sobre sus dientes. Ella dice que constantemente la gente le pregunta cómo le hace para comer sin dientes, pero lo compara con la gente sin piernas que corre maratones. “Todo se trata sobre la percepción”, ella dice. Ya que su vida fue vivida sin dentaduras, el haberlas añadido se hizo un obstáculo después de más de dos décadas de haberse acostumbrado a una sola forma de vivir. Y a propósito, ¡ella come muchísimo!

Loading...
Advertisements