Siete Comportamientos Cotidianos Que Pueden Dañar Tu Relación

Advertisements

Las relaciones no son tan fáciles como son en las comedias románticas. Toman mucho trabajo y la comunicación apropiada es clave. Entonces, si piensas que eres enormemente suertudo porque has encontrado a esa persona especial y ahora te encuentra en una relación – todavía no cuentes tus gallinas. Si es que cuenta en algo, el mantenerse en una relación toma mucho más trabajo que empezar una. Ahora que tú y tu compañera ha acordado que son exclusivos y se han comprometido al tiempo de relajación de cada uno. De hecho, es hora de redoblar el esfuerzo y la comunicación efectiva.
Muchas parejas piensan que ya cuando se encuentran en una relación – va a funcionar por sí misma y durará por siempre. Pero la verdad es – las relaciones son frágiles, y los problemas más pequeños, asuntos y problemas de comunicación al pasar el tiempo pueden lleva a horribles palabras en el mejor de los casos y un corazón roto en el peor. Hoy, vamos a hablar sobre 7 de los compartimientos cotidianos que pueden dañar tu relación.

 

 

Sin Tiempo Suficiente Para Mí
El pasar mucho tiempo juntos es completamente natural ya que te encuentras en una relación, pero es importante el tener algún tiempo para ti mismo. No puedes pasar cada momento en la vivida con su compañer@ y hacer absolutamente todo juntos. Eso no está bien. Ambos necesitan tiempo para respirar, relajarse, y hacer sus propias cosas. Ambos necesitan un poco de tiempo para estar con sus pensamientos, disfrutar sus pasatiempos por separado, y simplemente tener la oportunidad de extrañar a la otra persona. Sólo piensa sobre cómo puedes anticipar el verse de nuevo si siempre están ahí. Entonces, asegúrate de agendar suficiente tiempo para ti solo.

 

 

El Hacerlas Convivir Con Tus Amigos
Uno de los problemas más común en una relación está peleando acerca de con los amigos se quién van a salir. Por supuesto, la solución más común sería el invitar a ambos grupos de amigos para que salgan juntos, pero eso no siempre funciona. En lugar de eso, en muchas ocasiones terminas haciendo que tu pareja esté con tus amigos. Todo está muy bien y bonito y entendemos que estás tratando de hacerlos sentirse incluidos, pero ellos tienen a sus propios amigos y necesitan también salir con ellos. De hecho, aquí está una gran solución que se lleva bien con el problema anterior del tiempo para “mí” – ¿qué les parece si salen de vez en cuando con cada uno de sus amigos? Les dará a ambos la oportunidad de de ponerse al tanto con sus amigos y tendrán mucho de qué hablar al momento de que ambos lleguen a casa.


No Escuchar
En los primeros días, semanas e incluso meses de salir con alguien, todo sobre ellos es nuevo, interesante, excitante. Jamás nos hartamos de ellos. Cada pequeño detalle de sus vidas y de sus personalidades son como un pequeño tesoro. Lo apreciamos y celebramos. Pero después de un poco tiempo, esa excitación se desvanece y empiezas a pensar que sabes todo lo que hay que saber sobre la otra persona. Te sientes como que si casi pudieras predecir sus acciones y respuestas, así de bien los conoces. Entonces, dejas de poner tanta atención cuando están hablando. Ese es un gran problema, debido a que incluso ahí pudieras pensar que no te estás perdiendo de nada nuevo, te pudieras estar perdiendo del resentimiento de tu compañer@ pudiera estar juntando por ti. El escuchar, pero no el escuchar realmente a tu compañer@ te llevará a hacerlos sentir como si no importaran para ti. ¿Verdad que no quieres eso?, ¿o sí? Entonces siempre escucha – es crucial para una relación feliz.


Peleas En Público
Las peleas realmente no son inusuales en una relación. Liberan la tensión y te permiten procesar a través de los problemas. Pero jamás deberás pelear en público con su pareja. Esas peleas jamás terminan bien. De hecho, le recomendamos que se aleje de hacer menos a su pareja en público, incluso de forma bromista. Quizá cuando se encuentren en casa constantemente bromeen sobre la falta de habilidad de sus parejas para cocinar o ser ordenados, o quizá sean torpes y pudieran reírse al respecto contigo. Pero nunca sabes cómo pudieran reaccionar cuando mencionas estas cosas frente a sus amigos o compañeros de trabajo. Pudieran sentirse avergonzados por estas cosas, sentirse ansioso sobre ellos. Siempre es mejor el tomar en cuenta con qué se sienten cómodos, o sólo alejate de mencionar estas cosas en público.


Asumir Que Pueden Leer Tu Mente
Asumiendo que tu pareja puede leer tu mente y por consiguiente se supone que simplemente tiene que saber cuándo te sientes triste, enojado, harto, etc, y cómo ayudarte es una noción ridícula, pero algunos de nosotros definitivamente somos culpables de hacer esto. Pensamos que porque hemos estado en esta relación por un tiempo y nos conocemos mutuamente muy bien y por consiguiente sólo podemos saber de forma intuitiva lo que la otra persona está pensando y cómo se están sintiendo. Bien, no siempre es así. Es muy probable que tu pareja no tenga poderes mágicos y no pueda leer tu mente. Entonces siempre es mejor el hablar sobre las cosas, darle voz a tus pensamientos y explicar tus sentimientos en lugar de sólo pelear y exaltarte contra tu pareja teniendo la esperanza de que lo resuelvan por ellas mismas.


Proyectar Sentimientos
¿Cuántos de ustedes se han encontrado a sí mismos en una pelea debido a que proyectan sus sentimientos sobre sus novios o novias? Demasiado seguido elegimos el culpar a otros sobre cómo nos sentimos en lugar de tomar un paso atrás y encontrar la verdadera razón del mal humor o herir sentimientos. Decimos cosas como “me haces sentir enojado/molesto/triste” en lugar de sólo decir “me siento enojado/molesto/triste”. Hay una diferencia, ¿entiendes? “Me haces sentir” acusa a tu pareja, mientras que “me siento” sólo declara el hecho. Haz este pequeño cambio y verás exactamente qué tanto esto puede afectar tu relación.


Ser Excesivamente Crítico
No hay nada malo con un poco de críticas constructivas, pero hay un momento y lugar para ello. Y todo el día, cada día definitivamente no es ese momento ni lugar. Es fácil el caer en el hábito de sobresaltar los defectos de su compañer@, especialmente cuando vives con ellos. ¿Te podrías imaginar que tan irritante es el tener a alguien que te critica desde el momento en que despierta? Sólo deja de hacerlo. Si algo realmente te molesta, encuentra un momento cuando ambos se encuentren en el humor para hablar y traer las preocupaciones. No solo grites críticas a tu pareja en todo momento que hagas algo malo.

Loading...
Advertisements