8 ideas de recetas de paella que deberías probar en tu cocina



Si hay un plato que podría catalogarse como símbolo de la gastronomía española, es la paella. Esta suculenta preparación con base en el arroz no falta en la mesa ibérica. Son múltiples las combinaciones posibles y puede adaptarse a los gustos y necesidades de cualquier comensal. Las variantes se pasean por las diversas carnes, pescados y vegetales que ofrece la tierra. Aquí te damos 8 ideas de recetas para probar en la cocina y sorprender a todos.

1. Paella valenciana

La paella valencia es la que da vida a la tradición española. Su popularidad dentro y fuera del país es infinita. La carne que le distingue es la de conejo, aunque también lleva pollo. La clave del sabor es preparar un buen sofrito con cebollas, tomates, ajo y pimientos. También lleva chorizo, judías verdes y azafrán. El arroz, como en todas las paellas, debe quedar seco y suelto.

2. Paella de mariscos

Muchos piensan que la paella valenciana lleva mariscos, pero no es así. La paella de mariscos es una receta distinta. También se le llama marinera, pues recoge los excelentes productos del mar que caracterizan la cocina mediterránea. La más popular lleva gambas, calamares, almejas y mejillones. Cada uno tiene un punto de cocción diferente y en ello se basan los pasos a seguir.

3. Paella de carne

Resulta fabulosa y suele combinar carne de ternera (o cordero) y pollo. Es tradición que los españoles la consuman un domingo en familia. El secreto para su elaboración es sazonar muy bien las carnes con pimentón dulce (paprika) y pimienta negra. También se les añade una buena cantidad de guisantes y pimientos morrones. Se acompaña con aceitunas.

4. Paella negra

La paella negra es un plato típico de Galicia. Le caracteriza el color negro que toma el arroz gracias a que se le añade tinta de calamar o de pulpo. Esta tintura también le otorga un sabor muy especial. El resto de los ingredientes son mariscos y se elabora de forma similar a la paella marinera. Es la favorita de aquellos a los que les gustan los sabores fuertes o potentes.

5. Paella de setas

La paella de setas suele prepararse en otoño, cuando hay grandes variedades de estos productos de la temporada. Se elabora con un caldo concentrado de carnes rojas que realza la suavidad de las setas. También, quienes prescinden de la carne la hacen con caldo de vegetales. Para añadir sabor se usan especies como romero y tomillo.

6. Paella vegetariana

Como su nombre lo indica, la paella vegetaría se elabora solo con vegetales. Quienes se niegan al consumo de animales pueden disfrutar de esta variante deliciosa del mejor plato de arroz de España. La receta lleva champiñones, espárragos, aceitunas y alcachofas. Incluso quienes no son vegetarianos pueden disfrutar de este platillo ligero.

7. Paella de pollo y judías verdes

Se puede decir que esta versión es la favorita de los niños. Es sencilla de preparar y tiene un muy bajo coste. Los ingredientes básicos son pechuga de pollo, judías verdes, caldo de pollo y un sofrito básico con tomates, cebollas, ajos y pimientos (verdes y rojos). El sabor y color se lo dan el azafrán, el aceite de oliva y la pimienta negra.

8. Paella de cerdo y pimientos

Esta receta es perfecta para el invierno por su alto contenido calórico. Es muy reconfortante para el frío. El cerdo (costillas) se estofa con un sofrito que lleva cebollas, pimientos y ajo. Se añaden hierbas finas y laurel a la cocción. De fondo se utiliza caldo de verduras. Solo resta servirse una buena copa de vino tinto y disfrutar de este manjar.