La temporada de sandia nos regala sus recetas deliciosas de verano



El verano está en pleno apogeo, y esta es la temporada de frutas jugosas, sabrosas y refrescantes como el melocotón, el melón y sobre todo la sandía, que es jugosamente adictiva.

Si te cansas rápido de solo comer sandía, puedes hacer una variedad de postres con ella ¿lo sabias?

Es en agosto es cuando está más sabroso y más barato, por lo que puedes realizar pequeños experimentos e ir un poco más allá de lo habitual. Por ejemplo, si hierves jugo de sandía, obtendrás una miel de sandía muy dulce. Esta baya de verano es perfecta para hacer helados de frutas y sorbetes. Además, la sandía se utiliza para hacer cócteles con y sin alcohol.

Que bien suena ¿verdad? Allá vamos con nuestra lista de recetas, solo compra una sandía.

Batido de sandía con frutos rojos y yogur griego

Ingredientes:

  • 2 tazas de sandía, cortada en cubitos
  • 2 tazas de fresas, arándanos o frambuesas frescas o congeladas
  • 1 taza de yogur griego
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • Miel al gusto.

Cómo preparar:

Pon todos los ingredientes en una licuadora, bate hasta que quede suave, vierte en vasos y sirve. Si quieres refrescarte, puedes agregar un poco de hielo.

Limonada de sandía

Ingredientes:

  • 6 tazas de sandía fresca, cortada en cubitos
  • ¾ un vaso de jugo de limón;
  • ⅔ una taza de stevia o azúcar;
  • 4 vasos de agua.

Cómo preparar:

Batir la sandía hasta hacer puré y frotarla por un colador fino forrado con una gasa para separar el jugo de la pulpa. Agregue jugo de limón, agua y azúcar o stevia al jugo. Revuelva hasta que el azúcar se disuelva y sirva inmediatamente, agregue hielo a los vasos y decore con ramitas de menta y rodajas de limón fresco al gusto.

Sorbete de sandia

Ingredientes:

  • 1 kg 400 g de pulpa de sandía deshuesada
  • ½ taza de azúcar
  • ½ taza de sirope de agave (el almíbar suaviza la textura resultante)
  • ¼ de un vaso de jugo de lima o limón fresco
  • un par de hojas de menta fresca

Cómo preparar:

En una cacerola pequeña mezcla el almíbar, el azúcar, el jugo de limón y las hojas de menta y deja hervir. Retira del fuego cuando el azúcar esté completamente disuelto, retira las hojas de menta y refrigera. En una licuadora batir la sandía hasta hacer puré, después de dividirla en dos partes (así será más fácil). Frótalo por un colador para que los huesos restantes no caigan en el sorbete. Luego agrega el jarabe de azúcar al puré de sandía, vuelve a batir hasta que quede suave, ponlo en un envase de plástico o cristal, cúbrelo con una tapa y mételo al congelador durante tres o cuatro horas. El sorbete se puede remover periódicamente (cada 40 minutos) para que la mezcla sea más suave y homogénea sin témpanos de hielo.

Mermelada de sandía

Ingredientes:

  • 8 tazas de puré de sandía sin hueso
  • 2 tazas de azucar
  • ½ taza de jugo de limón fresco
  • 2 cucharadas de pectina

Cómo preparar:

Para hacer el puré, corta la sandía en cubos pequeños, quita las semillas y bate en una licuadora. Para tener más confianza en ausencia de ingredientes extraños, puede frotarlo a través de un colador. Mezclar la pectina con el azúcar y reservar. Vierte el puré en una cacerola, agrega jugo de limón y una cucharada de agua. Después llevar a ebullición y agregar azúcar y pectina. Vuelve a hervir y cocina a fuego lento durante literalmente cinco minutos, revolviendo constantemente. Vierte la mermelada en frascos preparados, la mermelada está lista.

Gelatina de sandía

Ingredientes:

  • 1 sandia entera
  • 50 g de gelatina
  • Azúcar al gusto
  • 200 g de agua

Cómo preparar:

Lava bien la sandía y córtala por la mitad. Retire la pulpa con una cuchara y exprime el jugo y agrega azúcar si lo desea. Diluye la gelatina en 200 g de agua hervida fría y deja que se hinche. Llevar a fuego lento hasta que se disuelva, sin dejar hervir. Luego enfría la gelatina a temperatura ambiente y revolviendo agrega gradualmente el jugo de sandía a la gelatina. Vierte la mezcla resultante en mitades de sandía y mételas a la nevera hasta que la gelatina esté completamente solidificada. Puede agregar un puñado de trozos de chocolate o arándanos a la gelatina semicongelada para imitar las semillas de sandía. Corta la sandía en trozos y ya puedes servirla.

Puré de sandía (postre)

Ingredientes:

  • 600 g de pulpa de sandía
  • 2 tazas de frambuesas (moras, arandanos)
  • 50 g de granadina (jarabe de granada)
  • 0.5 tazas de fruta confitada de sandía y melón
  • 50 g de helado o nata montada
  • Hojas de menta

Cómo preparar:

Primero, bate las frambuesas y la pulpa de la sandía (deja un tercio) en una licuadora y pásalo por un colador agregando granadina, y revuelvelo. Corta los restos de pulpa de sandía en cubos pequeños y mezcla con puré de sandía y frambuesa. Luego agrega fruta confitada a la sopa y revuelve. Sirve la sopa de sandía en platos, poniendo una bola de helado o una cucharada de crema encima, adornando con hojas de menta.