11 Consejos Para Perder Rápidamente La Grasa Del Estómago



Todo el mundo tiene un cuerpo de bikini, pero el área del estómago sigue siendo un objetivo de pérdida de peso para muchas personas en todo el mundo. Pero la grasa del estómago no es sólo algo de lo que nos sentimos inseguros. Es un tipo de grasa dañina conocida como grasa visceral, y pone a la gente en riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y más.

Para sentirse más segura de su zona abdominal y de tu salud en general, sigue estos consejos imprescindibles sobre cómo perder peso rápidamente.

1. La fibra es la clave

Consume toneladas de alimentos fibrosos, desde avena y semillas de lino hasta aguacates y coles de bruselas. La fibra mantiene el sistema digestivo regular, lo que también puede ayudar a perder peso. El tipo de fibra es clave también, querrás buscar fibra soluble cuando hagas las compras.

2. Dirígete al cardio

Hacer ejercicio debería ser parte de la rutina de todos, pero hacer ejercicios cardiovasculares específicamente es una forma efectiva de perder grasa y revelar esos abdominales. El ejercicio aeróbico es tu amigo, y debe realizarse antes de las pesas.

3. El entrenamiento de fuerza/resistencia no aumenta el volumen, sino que lo adelgaza

Mucha gente piensa que ganar masa muscular significa aumentar el volumen, pero las pesas son una forma fantástica de obtener un buen tono muscular. De hecho, complementan la mayoría de las rutinas cardiovasculares, y pueden ser completadas en conjunto si quieres tener el estómago apretado y plano.

4. Deja el cóctel

Tomar ese vaso extra de vino es más impactante de lo que crees. El alcohol no sólo te hace ganar peso por completo, sino que tiene un sesgo hacia el área del estómago. Hay una razón por la que lo llaman panza cervecera. Si reduces tu consumo de alcohol, el tamaño de tu cintura probablemente disminuirá.

5. Prohibidas las grasas trans

Cuando el hidrógeno es bombeado a las grasas insaturadas, se obtiene un producto extremadamente poco saludable: las grasas trans. Este asqueroso invento está prohibido en la mayoría de los productos alimenticios de hoy en día, pero se han relacionado directamente con la inflamación, el aumento de peso en el estómago y la resistencia a la insulina.

6. Consideae el ayuno intermitente

Nunca debes privarte regularmente para perder peso, pero si sigues este patrón único, puedes encontrar que su cintura se reduce, con una claridad mental adicional. Un método que mucha gente utiliza es el ayuno durante 24 horas una vez a la semana. Otros ayunan durante 16 horas diarias y comen dentro de un marco de tiempo de 8 horas. Honestamente, a veces nos olvidamos de desayunar, ¡así que esto podría funcionar!

7. Familiarízate con el aceite de coco

No sólo sabe delicioso, sino que el aceite de coco es probablemente más saludable que la mayoría de las alternativas que hay en la despensa. Este ingrediente mágico aumenta el metabolismo, ya que reduce la cantidad de grasa almacenada en reacción a la ingesta calórica. Esta evidencia aún está siendo desarrollada, pero parece prometedora. Sólo recuerda que el aceite de coco es alto en grasas (son buenas, no te preocupes) así que ajusta tus porciones en de acuerdo a la situación.

8. Saluda al vinagre de sidra de manzana

Puede saber intenso en un trago, pero este vinagre sabe bien en el aderezo para ensaladas y otros platos. También puede ser diluido en agua o jugo. El ACV es conocido por albergar una multitud de beneficios para la salud, muchos de los cuales combaten las enfermedades y el aumento de peso. El ácido acético asegura que el abdomen no almacene tanta grasa.

9. Cambia de café al té verde

El café no es malo para ti, pero los pesados lácteos y el azúcar que suelen venir con él sí lo son. Además, el café te da un choque, que sólo te hará perder el control de los antojos. Si te cambias al té verde, seguirás teniendo ese impulso de cafeína, pero tendrás las ventajas de un antioxidante que estimula el metabolismo llamado EGCG, o galato de epigalocatequina.

10. Sal con gente sana

Si tus mejores amigos comen comida rápida regularmente, no te decimos que las abandones. Pero puede ser tentador tener muchas comidas poco saludables a tu alrededor, así que considera la posibilidad de desarrollar un grupo de amigos en el gimnasio, o un bar de jugos local, que tengan objetivos de nutrición o de pérdida de peso similares a los suyos. Incluso puedes intentar ser el agente de cambio con tu pareja, o tu grupo de amigos.

11. Pasa de carnívoro a pescador

Los pescados grasos son muy saludables, son ricos en proteínas y contienen ácidos grasos omega-3, que ayudan a disminuir la grasa visceral y te protegen de las enfermedades. Mantente alejado de las carnes rojas y reemplázalas por pescado como sardinas, salmón y caballa. Ser pescador, o alguien que come comida vegetariana junto con mariscos, tiene muchos beneficios y ventajas para la salud.