7 tips para principiantes de la Dieta Keto



Seguramente has escuchado sobre la dieta keto o cetogénica para perder peso. Está en boca de todo el mundo, e incluso, las celebridades la practican y hablan maravillas de ella.

Pero ¿Qué tan recomendable es en realidad? Por fortuna, mucho. Es una dieta efectiva, saludable, y sobre todo, la que te da resultados más rápidamente. Eso sí, siempre es recomendable que consultes a tu médico antes de iniciar cualquier nuevo régimen alimenticio.

La Dieta Keto consiste en reducir al mínimo la ingesta de carbohidratos (10% del total de calorías al día), aumentar el consumo de grasas (70%) y comer proteínas con moderación (20%). Este proceso hace que el cuerpo entre en estado de cetosis, en el cual, al no ingerir carbohidratos (azúcares), tiene que recurrir a la grasa almacenada para usarla como fuente de energía, lo que conduce a bajar de peso.

En este artículo te traemos siete tips prácticos para principiantes en la dieta keto.

Usa una báscula de alimentos y contadores de macronutrientes

Cuando eres principiante, es muy importante que uses esos recursos para que sepas cuántas grasas, carbohidratos y proteínas tiene cada alimento, y midas las cantidades que vas a comer. Te servirán para hacer tu dieta mejor, y por lo tanto, ver resultados más rápido.

Existen en la red sitios web con contadores que te harán la vida más fácil. Con el tiempo, podrás medir las porciones a simple vista sin tener que pesar la comida.

Planea tus comidas

La improvisación es la madre de los fracasos en las dietas. Si esperas a tener hambre para decidir qué comer, lo más probable es que termines consumiendo lo que no debes. Lo mejor es que decidas tu menú semanal con anticipación, con todo y porciones, y tengas todo preparado con tiempo. Ser organizada te ayudará a resistir las tentaciones y a tener éxito, semana tras semana.

Centra tu dieta en alimentos naturales

Es importante que trates de evitar la comida muy procesada. Esos productos suelen ser altos en sodio, grasas trans y azúcares. Incluso los que se promocionan como “keto” suelen estar saturados de químicos que no te hacen ningún bien. Procura que la mayoría de tus alimentos sean frescos y naturales. Estarás más saludable y te sentirás mejor.

Haz ejercicio durante la dieta

Al no ser una dieta restrictiva en calorías, no tienes por qué sentirte débil o sin energía. La dieta keto te mantiene bien alimentada, y de hecho, hasta disminuye el apetito, debido al proceso de cetosis. Y hacer ejercicio, en combinación con la dieta, te ayudará a perder más pronto esa grasa que quiere eliminar.

Cuida tu hidratación y evita “la gripe keto”

Es común que los principiantes en la dieta keto sufran de fatiga y dolor de cabeza, a veces mareos y hasta calambres. Pero esto es muy fácil de evitar, ya que su causa es la falta de hidratación y sales. Cuando dejas de comer carbohidratos, tu cuerpo deja de retener líquidos, y eso puede dejarte baja en sales. Eso lo remedias con un suero casero. Prepara un litro de agua con una pizca de sal, una pizca de bicarbonato y limón al gusto. Tómalo cada que sientas esos síntomas.

Qué hacer si vas a comer fuera

Evita todo el almidón: Rechaza el pan, no pidas pastas, ni arroz ni papas. Una ensalada verde o verduras extras te mantendrán en la dieta.

Asegúrate de comer las grasas necesarias: pide mantequilla o queso extra, o añade más aceite de oliva a la ensalada o más aguacate. Evita los aderezos y salsas, la mayoría son altos en azúcar. Respecto al postre, olvídalo. Limítate a tomar café con crema o té (sin azúcar, por supuesto).

¿Y cuando quieras hacer trampa?

En todos los regímenes alimenticios se habla de la “cheat meal” o la “comida trampa” que consiste en que una vez a la semana puedes romper la dieta. Sin embargo, en la dieta keto lo mejor es no hacer trampa al principio. Esto se debe a que una comida trampa te sacará de cetosis y para volver a entrar a ella puedes tardar varios días, lo que retrasará tus resultados y afectará tu motivación.