Descubre 7 usos cosméticos del bicarbonato



El bicarbonato de sodio es un producto que tiene múltiples usos en la cocina y para la salud. Igualmente, se emplea en labores domésticas de higiene. Sus propiedades también alcanzan el cuidado personal y estético. Conseguir este maravilloso polvo de color blanco es muy sencillo, pues se encuentra en cualquier supermercado. Además, es muy económico. Descubre aquí siete maneras de usarlo en el área cosmética.

  1. Rejuvenecedor

Muchos atribuyen al bicarbonato la propiedad de eliminar arrugas finas y líneas de expresión en la piel del rostro. Para conseguirlo, debes preparar una solución con una taza de té de manzanilla tibio (que evitará irritaciones) y una cucharada del polvo. Disuelve bien y luego aplica por toda la cara (menos el contorno de ojos). Deja actuar por 15 minutos. Luego, retira con abundante agua. Debes repetir el proceso cada 15 días.

2. Exfoliante

En la piel se van acumulando células muertas y suciedades que hay que remover con exfoliaciones al menos cada 15 días. El bicarbonato de sodio es un gran aliado para este trabajo. Para ello, combina una parte de agua con tres del producto y forma una pasta. Masajea circularmente la parte del cuerpo que deseas exfoliar. Seguidamente, se recomienda lavar con agua y finalmente colocar crema humectante.

3. Suavizar rodillas y codos

Los codos y las rodillas son áreas del cuerpo que tienden a resecarse con facilidad. Una manera de mantenerlos hidratados es usando bicarbonato de sodio. Mezcla una cucharadita de la sustancia en una porción de tu crema hidratante de uso diario. Con la mezcla, realiza masajes en círculos en las zonas ásperas. La fórmula también resulta efectiva para suavizar las manos.

4. Desodorante

El bicarbonato tiene entre sus funciones la de neutralizar olores desagradables. Es por ello que se usa como ingrediente para disminuir el olor de las axilas o pies al transpirar. Para su empleo como desodorante se realiza una pasta con unas gotas de agua y se coloca por unos minutos en la zona. Otra forma es añadir una taza del compuesto al agua de la tina y recibir sus propiedades desodorantes en todo el cuerpo durante el baño.

5. Limpieza del cabello

Cuando nuestro cabello se siente pesado y grasoso, requiere de una limpieza profunda. El bicarbonato es excelente para esta tarea. Coloca una cucharadita al champú que usarás para lavarlo y masajea muy bien el cuero cabelludo. Deja actuar por unos 10 minutos y luego enjuaga con abundante agua. Sentirás su acción y frescura al instante.

6. Atenuar manchas

Las manchas oscuras que se forman en el rostro, axilas o entrepiernas pueden disminuir notablemente con el uso regular de bicarbonato de sodio. Para conseguirlo, elaborar una emulsión combinando medio vaso de agua, el zumo de un limón y dos cucharadas de bicarbonato. Se aplica la mezcla en la zona afectada y se deja de 10 a 15 minutos. Luego se debe enjuagar. Es importante no tomar sol y repetir el proceso cada dos semanas.

7. Eliminar el acné

Este producto es efectivo para combatir esos granos, puntos negros o comedones que aparecen sin previo aviso. Para conseguirlo, es necesario preparar una mezcla de bicarbonato de sodio con unas gotas de zumo de limón y formar una pasta. Luego, se debe aplicar justo en el grano. Pasada una hora se debe remover la pasta con abundante agua. El tratamiento se debe hacer durante la noche.