El Progreso del Yoga Antes y Ahora



El yoga es una de esas cosas que o bien odias o amas. Algunas personas dicen que es un salvavidas, algo que cambió sus vidas para mejor y les trajo mucha paz, calma y muchos beneficios para la salud tanto mental como física. Otros no pueden soportar la idea. Es demasiado lento, demasiado difícil, su cuerpo no se dobla de esa manera y todo el lado espiritual de ello les irrita. Y aunque el yoga no es para todo el mundo, una cosa es segura, no puedes ser forzado a hacerlo. Todas las personas que disfrutan del yoga y lo practican regularmente han llegado a él por su cuenta en el momento adecuado de sus vidas. Y si te desaniman las fotos de gente haciendo poses complicadas de yoga y sientes que nunca serás capaz de hacerlas, quizás no sea tu momento todavía. Porque ese nivel de flexibilidad y fuerza que ves practicado por los entusiastas del yoga requiere tiempo y esfuerzo. Literalmente le toma a la gente años de intentar poco a poco para lograr los resultados que luego vemos en una publicación genial de Instagram. Así que echemos un vistazo a algunas fotos del progreso y nos inspiraremos.

1. Mucha gente piensa que el hacer los splits es algo que no pueden hacer sólo porque no son flexibles. Como si la flexibilidad fuera algo que se tiene o no se tiene. La realidad es que todo el mundo puede hacer los splits, sólo se necesitan muchos estiramientos diarios y trabajo, pero tú puedes hacerlo.

2. Puede parecer que sólo hay un par de centímetros de diferencia, pero como puedes ver puede tomar años para llegar allí. El progreso lleva tiempo.

3. ¿Te imaginas lo satisfactorio que es el poder lograr finalmente algo en lo que has estado trabajando durante todo un año?

4. Aquí está un ejemplo brillante de cómo el progreso no es lineal. Algunos días te acercarás más a tu objetivo, otros días puedes sentirte que das un paso atrás. Pero si disfrutas del proceso y sigues trabajando en ti mismo, eso es todo lo que importa.

5. Puede parecer más impresionante el sostener las piernas en el aire, pero en la segunda foto se puede ver que es mucho más flexible y elástico.

6. No importa por dónde empieces, si estás decidido y te das el tiempo suficiente, el éxito es inevitable.

7. Cuatro años de yoga suenan como mucho tiempo, pero tu cuerpo necesita ese tiempo. El yoga no es lo que haces esforzándote, tienes que ser amable contigo mismo y tu cuerpo te dejará hacer cosas increíbles si lo tratas bien.

8. Mientras que definitivamente te vuelves más flexible con el yoga, también te fortaleces. Necesitas fuerza para mantener esas poses. Por ejemplo, tu espalda es mucho más flexible ahora, pero tus brazos y tu centro son también mucho más fuertes.

9. Seis años de trabajo y no sólo puede tocar su pie en esta postura, sino que también puede ver cómo está más tonificada, más fuerte y más flexible.

10. Muchos hombres piensan que los splits son inalcanzables para ellos, y que no tienen la capacidad de ser flexibles. Pero eso no es verdad.

11. Muchos se detendrían una vez que lleguen a la cuarta imagen, pero este es un gran ejemplo de cómo se debe seguir adelante. Te impresionará lo que tu cuerpo puede hacer.

12. El progreso puede parecer lento de un día para otro, pero con los años se hará evidente que todo vale la pena.