Tu pelo no parará de crecer con estos 8 trucos naturales



Los estudios señalan que el crecimiento del cabello es de apenas un centímetro al mes. Sin embargo, alimentarse bien y tener un cuero cabelludo sano también influye. Existen remedios caseros que estimulan el proceso, pues aportan un extra de nutrientes y sustancias activas. Con estos alimentos naturales conseguirás una melena sana y que no para de crecer.

1.- Aceite de oliva

Los ácidos grasos insaturados que contiene el aceite de oliva no solo benefician al organismo, sino también al cabello. Este producto tan común en la cocina hidrata, repara y protege las células capilares. Una forma ideal de emplearlo es calentarlo durante un minuto. Luego se le añade una cucharada de romero en polvo y se deja macerar durante dos días. Lo siguiente será aplicarlo en las puntas y raíces. Déjalo actuar 30 minutos y retira con champú.

2.- Cebolla

Es cierto que la cebolla no deja un olor muy agradable, pero su acción es fenomenal, pues nutre y estimula el crecimiento del pelo. Se puede usar de dos maneras. Una es cortar trocitos de cebolla y añadirlos al champú, dejarlo macerar una semana y luego aplicarlo habitualmente. La otra es hervir tres cebollas en un litro de agua, dejar reposar, colar y usar esa agua como una mascarilla dos veces por semana.

3.- Huevo y plátano

Los huevos siempre se han usado para la belleza y salud capilar. También son un potente estimulante del crecimiento. Para mejorar su acción se prepara una mascarilla mezclando un huevo con un plátano machacado. Se coloca en el cabello por unos 20 minutos y se enjuaga con agua tibia. Luego se lava con champú.

4.- Agua con limón

Cuando se tiene el cabello graso, los aceites pueden tapar los folículos pilosos y parar el crecimiento. El limón corta este exceso de grasa y provee al pelo de vitaminas y antioxidantes. Usarlo es muy sencillo: se mezclan tres cucharadas de zumo de limón en un vaso de agua y se aplica en todo el cuero cabelludo. Se deja actuar 20 minutos y luego se enjuaga con agua. Lo ideal es repetir el proceso una vez por semana.

5.- Té verde

Además de hacerlo crecer sin parar, el té verde previene la caída del cabello. Esta infusión es un excelente antioxidante y aporta múltiples beneficios al organismo. Para aprovechar sus propiedades, lo ideal es preparar el té y beber una taza por las mañanas (preferiblemente en ayunas) durante un mes.

6.- Mascarilla de aguacate y huevo

Son muchos los productos comerciales como acondicionadores y champús que contienen aguacate. Este alimento tiene grasas y nutrientes que hidratan el cabello en profundidad, aportándole vitalidad, brillo y estimulando el crecimiento. Junto al huevo combina perfecto. Solo debes mezclar un huevo con medio aguacate triturado y usar esta pasta como mascarilla.

7.- Aceite de ricino

Desde la antigüedad se ha sacado partido de los beneficios del aceite de ricino. Sus propiedades cosméticas son múltiples e incluyen acelerar el crecimiento de las melenas. Se puede conseguir en herboristerías y farmacias. Se aplica en el cuero cabelludo y en las puntas con suaves masajes. Se deja actuar 30 minutos y se retira con champú.

8.- Aloe vera

Una cabellera fuerte, abundante y larga será el resultado de incluir aloe vera en tu rutina de cuidado capilar. Su acción cicatrizante, hidratante y reconstructiva puede aprovecharse con solo agregar trocitos de la pulpa al champú que se usa a diario. También puede aplicarse directamente en el pelo, como una mascarilla.