8 cambios que suceden en el cuerpo durante el embarazo – Her Beauty

8 cambios que suceden en el cuerpo durante el embarazo

Advertisements

El embarazo de una mujer dura un promedio de 280 días. A partir de los primeros días, el cuerpo femenino se reconstruye completamente para prepararse para el parto y el nacimiento de una nueva persona. No hay tejido ni órgano que no participe en este proceso de transformación. Es entonces cuando se empiezan a notar los cambios, con algunos factores negativos que a veces asustan y no dejan disfrutar del todo de este etapa tan preciada y maravillosa. Pero es importante ser consciente de que cada cuerpo se adapta a un nuevo estado y de que también hay remedios para aliviar el malestar.

Estos son los ocho cambios más comunes que suceden durante el embarazo. Más allá de entender sus causas, recuerda que lo más importante es consultar siempre cualquier duda con tu médico.

  • Cambios en el estado de ánimo: son los que primero entran en vigor. La gonadotropina coriónica, u hormona del embarazo, notifica a todo el cuerpo sobre su nueva condición el día 6-8. El llanto y la vulnerabilidad de las mujeres embarazadas, los caprichos, los cambios de humor… Todos ellos son consecuencia de los cambios hormonales.

Consejo: es muy recomendable hacer ejercicio, preferiblemente al aire libre. La actividad física ayuda a regular nuestro estado emocional. También es muy importante recordar que si hay emociones en exceso hay que sacarlas, ya que acumulándose nos generan un efecto psicosomático.

  • Náuseas y vómitos: los cambios en el sistema nervioso causan estas molestias durante la primera mitad del embarazo. Durante este período, los procesos de excitación prevalecen sobre los procesos de inhibición. Pero en la segunda mitad del embarazo, los procesos de inhibición se hacen cargo gradualmente. Esto se suele asociar con la típica somnolencia y debilitamiento de las funciones cognitivas de una mujer embarazada. El cuerpo hace este sacrificio para suavizar el impacto del parto.

Consejo: el remedio es el mismo que el del punto anterior. Habría que sumarle una buena alimentación, equilibrada y llena de las tan necesarias vitaminas.

  • Mayor ritmo cardíaco: con el embarazo aparece un tercer círculo de circulación sanguínea, el útero-placentario, a través del cual el feto recibe la sangre materna. Esto provoca cambios a nivel cardiovascular. El peso corporal y el volumen de sangre circulante aumentan de 4000 a 5200 ml en promedio. Debido a esto, se incrementa también el volumen del ritmo cardíaco, es decir, la cantidad de sangre que bombea el corazón durante la contracción. 

Consejo: un cuerpo sano puede mantener el corazón en buen estado haciendo ejercicio, pero en el resto de los casos se necesita acompañamiento médico. 

  • Digestiones más difíciles: el sistema digestivo sobrelleva una mayor carga durante el embarazo. Primero, se inhibe la secreción de jugo gástrico, por lo que el proceso de digestión se ralentiza. En segundo lugar, el suministro de sangre hacia esta zona no aumenta, ya que se necesita sangre para el bebé. Por lo tanto, el peristaltismo intestinal se debilita. Es por esto por lo que las mujeres embarazadas a menudo se quejan de estreñimiento. 

Consejo: se recomienda un plan de nutrición fraccionada para mujeres embarazadas en las últimas semanas. Lo más recomendable son las comidas frecuentes en porciones pequeñas.

Loading...

  • Respiración más pesada: los pulmones y otros órganos del sistema respiratorio también se adaptan al aumento de la carga. Se necesita más oxígeno, pero al mismo tiempo el vientre en crecimiento sostiene el pecho y ejerce presión sobre el diafragma. Los pulmones aumentan de ancho y la frecuencia de la respiración aumenta.

Consejo: la práctica de la meditación es beneficiosa, ya que nos ayuda a respirar mejor y reforzar los pulmones.

  • Más ganas de orinar: el sistema excretor también trabaja para dos, eliminando las toxinas producidas por dos organismos, el de la madre y el niño, de la sangre. Por lo tanto, el volumen diario de orina puede aumentar. Al mismo tiempo, la vejiga está hipotónica debido a la hormona prostaglandina.

Consejo: aquí el único remedio posible es no aguantar mucho para no forzar aún más la vejiga.

  • Dolor de espalda: los principales cambios en la columna vertebral ocurren bajo el peso del abdomen en crecimiento. La lordosis lumbar se vuelve más profunda, por lo que la mujer puede sufrir dolor de espalda debido a una curva inusual. Poco antes del parto, el cuerpo comienza a segregar hormonas que contribuyen al ablandamiento de las articulaciones. Esto es necesario para que la cabeza del bebé pase a través de la pelvis de la madre sin lesionarse. Debido a estas hormonas, las articulaciones de las extremidades también pueden aflojarse un poco, por lo que la embarazada desarrolla un andar característico.

Consejo: practica pilates o yoga para embarazadas. Estas actividades ofrecen distintos tipos de estiramientos especiales adecuados a esta etapa de la vida.

  • Aumento de peso: el cuerpo de la mujer embarazada tiene un metabolismo diferente, ya que necesita acumular suficientes nutrientes y agua durante todo el proceso. Normalmente, el aumento de peso no debe exceder del 12-15% respecto al peso anterior al embarazo. Además, aumenta la necesidad de vitaminas, especialmente de aquellas sustancias que el cuerpo no puede sintetizar por sí solo.

Consejo: incluye en tu menú alimentos que sean beneficiosos para los procesos metabólicos, como los productos lácteos, las frutas y la carne de ave.

Advertisements