8 Formas Fáciles de Deshacerse del Estrés y la Ansiedad



La ansiedad es una de las más grandes enfermedades de la humanidad moderna, mientras que el estrés se ha convertido en un compañero cotidiano para millones de personas en todo el mundo. ¿Por qué es así? La vida acelerada que hemos construido para nosotros mismos exige toda nuestra atención y nos presiona tanto que nos sobrecargamos con las cosas que necesitamos hacer, personas que ver y lugares que visitar. Nos olvidamos que la verdadera felicidad reside en los momentos de quietud, paz y tranquilidad que no están condicionados por el mundo exterior. ¿Quieres recordar cómo es el sentirse feliz y relajado estando con tu propio ser? Están son 8 formas fáciles para deshacerse del estrés y la ansiedad en este momento.

Respira profundamente

La forma más fácil para volver al aquí y ahora es simplemente el respirar. Siéntate, relájate, apaga todos tus aparatos y noticias, abre las ventanas para tomar un poco de aire fresco, e inhala lenta y profundamente. Puedes poner una mano en tu abdomen para profundizarte en este proceso. Exhala, relajándote tanto como te sea posible. Concentra toda tu atención en tu respiración, intenta reducirla tanto como te sientas cómodo. Es la forma más fácil y rápida para calmarse y dejar ir las emociones negativas. La respiración profunda disminuye el ritmo cardíaco de manera natural, trayendo paz a tu mente.

Escucha a la naturaleza

Aunque vivas en medio de la jungla de la ciudad o no puedas salir por varias razones, existen diferentes formas de disfrutar del efecto calmante de la Madre Naturaleza. Si necesitas una hermosa imagen para crear la sensación de estar fuera, descarga algunos videos de naturaleza y pasa algún tiempo mirándolos sin interrupción. Otra forma es encontrar algunos sonidos de la naturaleza (YouTube lo tiene todo), siéntate cómodamente y deja que te lleven a un viaje a los bosques, praderas, montañas, selvas lluviosas y vistas magníficas. Las investigaciones muestran que la gente que vive cerca de la naturaleza tiene una vida más larga, una mejor salud y mentes más tranquilas en comparación con la gente que vive en la ciudad. ¡Tu ansiedad desaparecerá al instante!

Desconéctate de los medios sociales

En tiempos de estrés y ansiedad es más importante el desconectarse de los medios sociales y reducir el flujo de información. La mayoría de las veces nos da ansiedad ver las noticias, leer sobre la vida de otras personas, situaciones y problemas mundiales. Te involucras emocionalmente en cosas en las que realmente no puedes influir (a menos que estés planeando tomar alguna acción seria), pero el estrés y la ansiedad se siguen acumulando, y la única manera de ayudarte a ti mismo es el detener ese flujo. Si alguien vive una vida aparentemente mejor que la tuya, alégrate por ellos, y si alguien está creando sólo negatividad en tu alimentación, dile adiós a esas personas. Este es el tipo de higiene informativa que te hará una persona más feliz en general.

Has Ejercicio

No es necesario comenzar un curso en línea con un entusiasta del gimnasio para sentirse mejor consigo mismo, pero es necesario un poco de ejercicio para recordarte sobre tu cuerpo y sus necesidades. Los ejercicios regulares no sólo te hacen más seguro de tu cuerpo, sino que también promueven un sueño saludable y mejoran mucho tu estado de ánimo. El ejercicio ayuda a su cuerpo a liberar endorfinas, que al instante mejoran tu estado de ánimo y bienestar. El ejercicio regular también reduce los niveles de la hormona del estrés, el cortisol. ¡El sueño también mejorará mucho!

Prueba aromaterapia

Se sabe que los aceites esenciales tienen varias cualidades medicinales, algunas de las cuales tienen un poderoso efecto calmante y pueden reducir considerablemente los niveles de ansiedad. La lavanda, el neroli y el sándalo tienen propiedades limpiadoras y harán que tu habitación se sienta ventilada y fresca, mientras que los aceites como el de rosa, ylang-ylang, geranio e incienso apaciguarán tu mente y añadirán un dulce aroma a tu espacio. Puedes poner unas pocas gotas en una lámpara de aroma especial o simplemente usar una vela. ¡El calor de la vela hará que el aroma se extienda por todo el lugar!

Ríe más

Si sientes que el hacer ejercicio y moverte no te ayudan mucho, entonces intenta reírte a carcajadas. Sí, puedes hacerlo así, una ola de risas te levantará incluso si no te sientes muy divertido en ese momento. Mira tus comedias favoritas y date mira muchos episodios hasta que te duela la barriga de la risa. Este es el mejor remedio antiestrés, ya que aumenta inmediatamente tus endorfinas y te hace sentir mejor en todo.

Contacta a tus amigos

Varios estudios muestran que el pasar tiempo con los amigos y la familia es esencial para tu bienestar. Somos, de hecho, criaturas sociales, y el estar solo cuando te sientes deprimido es lo peor que puedes hacerte a ti mismo. Incluso el hablar con tus mejores amigos aliviará algo de la tensión, especialmente cuando te desahogas con lo que te molesta. El escuchar a tus amigos y familiares hace que te concentres en sus vidas, problemas y momentos felices. Todo esto ayuda a tu cuerpo a producir más oxitocina, que es la responsable de aliviar el estrés. ¡Es una situación en la que todos ganan!

Medita

La meditación es una de las técnicas calmantes más poderosas que aumentan la atención y la sensación de estar presente en el momento. Te lleva de regreso a ti mismo, a tu cuerpo, a tu entorno y a tu estado de ánimo. Puedes observar todo lo que te está sucediendo en el ahora. Te preocupas menos por lo que viene y no te importa el pasado que ya se ha ido. Las técnicas de meditación varían y puedes elegir las que más te convengan: escucha música tranquilizadora, concéntrate en tu respiración, enciende una vela y mírala hasta que tu mente se calme, o simplemente observa la vista desde tu ventana. El truco está en no preocuparse y disfrutar del aquí y ahora.