¿Sostenibilidad o marketing? Toda la verdad sobre los utensilios y cubiertos de bambú – Her Beauty

¿Sostenibilidad o marketing? Toda la verdad sobre los utensilios y cubiertos de bambú

Advertisements

Los utensilios de plástico para comer, como platos, vasos, cubiertos y recipientes, que normalmente son desechables, están siendo reemplazados cada vez más por productos de bambú. Pero ¿somos conscientes de lo que nos están vendiendo?

Sabiendo que el bambú es una planta, no una madera, esto impacta en la fabricación del material. Si bien la madera puede ser un material único (por ejemplo, cuando se corta en forma de cuchara o ensaladera), para fabricar objetos con bambú hay que partir de fibras o polvo, y es necesario aglomerarlo. 

Recientemente se han producido cada vez más retiradas de utensilios de bambú para comer, por ejemplo en Francia, Alemania, Bélgica y Dinamarca, especialmente en el caso de productos destinados a bebés y niños (platos, tazas, utensilios de picnic y fiambreras). Esto ha disparado las alarmas entre las organizaciones de consumidores de estos países, que cada vez están más preocupadas por la seguridad de estos productos por motivos de salud pública. 

Así se fabrican los utensilios de bambú

El aglutinante más utilizado en el procesamiento de las fibras de bambú es la resina de melamina-formaldehído, un plástico que, si es de mala calidad, libera componentes tóxicos que son dañinos para los riñones, como la melamina, y cancerígenos, como el formaldehído.

Esta resina normalmente es inofensiva, pero en el caso de tener mala calidad, libera sus componentes en los alimentos. Pura o mezclada con otras sustancias, la melamina tampoco tolera bien el calor, ya que libera esas moléculas tóxicas, especialmente el formaldehído.

Loading...

Falta de regulación

Todavía no se ha creado una normativa que regule el polvo de bambú. Tampoco existe reglamento europeo en torno a los materiales y objetos que están en contacto con los alimentos, ni textos más específicos sobre materiales como los plásticos.

En nombre del principio de precaución, en la OCU se cuestionan si deberían prohibir la venta de vajillas de bambú. Algunos países miembros de la Unión, como Austria, ya lo han hecho.

Los científicos confirman que los utensilios preferibles son los recipientes de vidrio, acero inoxidable, porcelana o incluso polipropileno.

Advertisements