La Verdad Sobre Los Ojos Grises



Los ojos son la ventana del alma, apuesto que ya has escuchado ese dicho antes.  Pero parece que son mucho más que eso.  El color de los ojos puede decir mucho sobre una persona, incluyendo su ascendencia, riesgos de salud, ciertos rasgos de carácter que pueden ser dominantes y todavía más.  Cuando hablas con la gente, ¿los miras a los ojos?  Y si lo haces, ¿recuerdas el color de sus ojos?  ¿Te importa el color de sus ojos?  ¿Crees que haces alguna suposición sobre la gente basada únicamente en su color de ojos?  ¿Y si es un color de ojos raro e inusual?  ¿Sabías que los ojos grises son muy raros y poco habituales?  Hoy te diremos la verdad sobre los ojos grises.

Los Ojos Grises Son Súper Raros

Lo más probable es que no conozcas a mucha gente con ojos grises.  Sólo el 1% de la población tiene ojos grises y aún así, básicamente hay que ser de ascendencia europea para tener ojos grises.  E incluso dentro de Europa, es más probable que haya gente del norte y del este de Europa que tenga ojos grises.

Los Ojos Grises Son A Menudo Confundidos Con Los Azules

A mucha gente le cuesta diferenciar el azul del gris a simple vista, por lo que los ojos grises se confunden a menudo con el azul.  Pero en realidad son diferentes.  Mientras que el azul es fiel al color pero difiere en las sombras, los ojos grises a menudo tienen pequeñas manchas doradas y marrones en ellos y a menudo pueden parecer como si estuvieran cambiando de color como anillos de humor dependiendo de la iluminación y lo que la persona está usando.

Los Ojos Grises Confunden A Los Científicos

Generalmente sabemos que el color de los ojos depende de los niveles de melanina en los ojos. Esencialmente cuanto más se tiene más oscuro es la pigmentación de los ojos. Así que los ojos marrones tienen mucha pigmentación y los colores más claros como el avellana, el verde y el azul tienen cantidades variables pero menores que el marrón, de modo que cuando la luz llega a los ojos se dobla de una manera específica y produce esas sombras. En cuanto a los ojos grises, se especula que los ojos grises claros apenas tienen pigmento en ellos y los grises oscuros tienen más pigmento en la capa delantera del iris, lo que produce el aspecto gris nublado. También se dice que muchos bebés nacen con ojos grises, y entonces la pigmentación aumenta con el tiempo y obtienen su verdadero color de ojos.

Los Ojos Grises Necesitan Más Protección

Como lo hemos mencionado anteriormente, el color de los ojos depende de los niveles de melanina en tus ojos, y entre más tengas más protegido estás del sol.  Así es como funciona con nuestra piel y es lo mismo con nuestros ojos.  El tener ojos grises es como tener una piel súper pálida, necesitas protegerla más del sol, por lo que se anima a las personas con ojos grises a usar más los lentes de sol con protección UV.  Los ojos grises también son más propensos a desarrollar cáncer, específicamente melanoma de la úvea.

Los Ojos Grises Son Más Sensibles

Debido al bajo nivel de pigmentación, los ojos grises tienden a ser más sensibles a la luz.  Así que las personas con ojos grises son más propensas a entrecerrar los ojos o a encontrar que las condiciones de luz son muy difíciles.  Y va mucho más allá de la incomodidad, lo que las personas con ojos marrones pueden encontrar “ligeramente incómodo” en términos de iluminación, las personas con ojos grises pueden encontrarlo realmente doloroso.

Mitos Y Supersticiones Sobre Los Ojos Grises

Ha habido muchas supersticiones y mitos sobre los ojos grises a lo largo de los años.  Algunos cuentos folclóricos antiguos afirman que los hombres con ojos grises son mucho más fieles que otros, mientras que las mujeres con ojos grises han sido descritas como codiciosas.  También se ha dicho que la gente con ojos grises no tiene ingenio y generalmente es menos intelectual.  Sin embargo, en la antigua Grecia los ojos grises se asociaban con la sabiduría.  Incluso hubo algunos estudios realizados tan recientemente como en la década de 1990 que afirmaban que las personas con ojos grises piensan más lentamente pero de forma más estratégica.