21 Cosas Que Todo Niño Debería Escuchar



Criar niños puede ser un viaje salvaje, y no hay una sola manera de hacerlo. Aún así, existen ciertas frases que ningún niño debería vivir sin escuchar. Estas palabras pueden significar mucho y cambiar la vida de un niño para mejor, así que intenta decirlas de vez en cuando y estarás impartiendo algo de sabiduría futura en sus propias mentes.

1. Lo siento

A menudo, esto es algo que los niños le dicen a sus padres. Pero debería ser una calle de doble sentido. Discúlpese por sus acciones cuando se justifica, y ellos aprenderán a modelar este comportamiento.

2. Te quiero

Esto parece al lógico, pero a veces como padres no lo decimos lo suficiente. Especialmente cuando se trata de padres e hijos. El expresar tu amor regularmente fortalece sus vínculos.

3. Estoy orgulloso de ti

Los niños siempre buscan validación, e impresionar a sus padres significa mucho. Así que el mostrarles que sus logros significan algo diciéndoles lo orgulloso que estás, es un gran motivador.

4. Cometí un error

El reconocer tus propios errores ayudará a tus hijos a hacer lo mismo, y también a darse cuenta de que los errores son inevitables en la vida.

5. Siempre estaré aquí para ti

El apoyo lo es todo. Algunos aspectos de la infancia, como la escuela, pueden ser muy aislantes. Es importante saber que tienen a un padre como defensor en su esquina.

6. Eres hermoso tal como eres

Tenemos tantos extraños estándares de belleza en todo el mundo que pueden hacer que los niños se sientan como si no hubieran nacido hermosos. Al desafiar estos estándares y recordándole a tu hijo su belleza, la confianza florecerá.

7. Me equivoqué

Algunos niños piensan que los adultos no cometen errores. Sabemos que eso no es cierto. El confesar que te equivocas les hace saber que no eres perfecto, y que está bien cometer errores. ¡Todos los cometemos!

8. Hablemos de ello

La comunicación es esencial para construir una buena relación con tu hijo, así como para enseñarles habilidades de comunicación y cómo expresarse. También les enseña a valorar el hablar por encima de la violencia.

9. No te juzgaré

Todos enfrentamos juicios a lo largo de nuestras vidas, ya sea desde dentro o desde otras personas. Saber que un padre no reparará en juicios ayuda a un niño a sentirse más seguro siendo vulnerable y honesto sobre sus experiencias.

10. Estas cosas suceden

A veces, la vida te lanza limones, y necesitas hacer limonada siempre que sea posible. El enseñar a tu hijo esto es vital, a veces, las cosas no van de acuerdo al plan, y tenemos que seguir la corriente.

11. Te perdono

El perdón es algo muy importante en las relaciones, ya sea con un padre, un amante o un amigo. Las disculpas son importantes, pero también lo es el perdón. Eso libera a alguien de sus propias acciones y les da lo que necesitan oír, incluso si han seguido adelante.

12. Creo en ti

A veces sólo necesitas que alguien en tu esquina te apoye y te recuerde que tienes lo necesario para hacer cualquier cosa, desde una lección de natación hasta en el concurso de ciencias.

13. ¿Necesitas un abrazo?

A veces asfixiamos a nuestros hijos con abrazos cuando es para nuestro beneficio en lugar del suyo. Si ves que tu hijo se ve desanimado, pregúntale si un abrazo lo mejorará. No hay nada más reconfortante que un abrazo de los padres.

14. Eres un hermano muy amable

¿Por qué los niños a veces son monstruos entre ellos? Porque los enfrentamos y los ponemos en tiempo muerto o los castigamos cuando se pelean. Pero felicitar los momentos positivos es igual de importante para animar a los hermanos a ser amables entre ellos.

15. Estamos juntos en esto

Los padres son los mayores defensores de los niños. Incluso si el barco en el que están se está hundiendo (están siendo acosados, luchando con la pubertad o teniendo problemas con un profesor) decirles que estás de su lado puede marcar la diferencia.

16. Mañana es un nuevo día

Los días malos apestan, pero el día siguiente es un borrón y cuenta nueva. Transmitir esta mentalidad a tus hijos puede ser realmente útil para convertirlos en optimistas, no se encasillarán en las cosas, y verán un nuevo amanecer como una nueva oportunidad para hacerlo mejor.

17. ¿Qué puedo hacer?

Los padres a menudo imponen tanta presión a los niños sin hacerles un chequeo de salud mental. Hacer esta simple pregunta puede ayudarle a conocer un poco mejor a su descendencia, y al final te acercará más.

18. No tienes que ser perfecto

La perfección es algo que muchos padres enseñan a sus hijos, pero es un estándar poco realista. Nadie es perfecto y cuanto antes se les enseñe eso, más rápido desarrollarán su propia identidad.

19. Está bien ser diferente

Cuando eres un niño, parece que lo más importante es encajar. Pero el ser diferente debe ser celebrado. Cuando tus padres aprueban eso, hacen que su hijo sea menos inseguro, y se sienta orgulloso de su singularidad.

20. Mereces respeto

El enseñar a nuestros hijos los fundamentos del respeto es importante para enseñarles que es importante recibir respeto en las relaciones, así como actuar con respeto hacia todos los que te rodean.

21. Estoy aquí para escuchar

Los padres hablan con sus hijos todo el tiempo, pero ¿con qué frecuencia escuchan realmente? Los consejeros no son suficientes, escucha las alegrías y las luchas de tus hijos, y hazlo con pasión.