7 actividades en pareja para salir de la rutina

Advertisements



Uno de los mayores enemigos de las relaciones de pareja es la rutina. Los primeros meses son siempre excitantes y novedosos, pero conforme corre el tiempo, la familiaridad y falta de sorpresa empiezan a tomar cada vez más espacio y pueden causar aburrimiento y en casos más graves, hasta la ruptura de la relación.

 

Con frecuencia, las actividades de ocio suelen reducirse a salidas al cine y a cenar, y en casa, a ver maratones de series y películas.

 

Sin embargo, hay muchas más cosas que pueden hacer juntos, que además de sacarlos de la rutina, fortalecerá los lazos de su relación con experiencias gratificantes y divertidas que ambos disfrutarán.

 

Aquí te ofrecemos algunas ideas.

 

 

Viaje sorpresa y diferente
Si el trabajo y las obligaciones han tomado control de su vida, es momento de sorprender a tu pareja con un viaje.

Pueden aprovechar para ir a ese sitio con el que siempre han soñado, o atreverse a hacer un tipo de turismo diferente e incluso extremo. Visitar las tenebrosas catacumbas de París, volar en globo las pirámides de Teotihuacán, o explorar cenotes o grutas son excelentes opciones.

 

 

 

Día en el spa
Nada mejor contra el estrés que pasar un día en un spa. En estos sitios podrán relajarse juntos con diferentes tipos de masajes, aromaterapia, sala de vapor y otros tratamientos, mientras disfrutan de algunos aperitivos, como vino espumoso y chocolates gourmet.

 

Una actividad sensual y romántica que los conectará, y les dará la oportunidad de concentrarse solo en ustedes.


 

Juegos de mesa
¿Cuándo fue la última vez que se divirtieron juntos con juegos de mesa? Pues esta es una excelente opción para romper con la rutina y sin salir de casa.

 

Desde jugar Monopolio, hasta póker de prendas, por opciones no paramos, y además existen muchos en el mercado diseñados especialmente para dos jugadores, sólo necesitan buscar sus favoritos ¡y a divertirse!


 

Lean juntos
Tal vez no sean muy adeptos a la lectura, pero les sorprenderá descubrir qué tanto pueden disfrutar esta actividad, si eligen las lecturas adecuadas.

 

Las opciones son interminables y para todos gustos.

 

Novelas de misterio, terror, o hasta cómics, pueden ser algunas alternativas de lo más entretenidas que pueden compartir, mientras disfrutan también de unas buenas botanas y bebidas.


 

Salgan a la carretera, sin rumbo
Es común que una vez que como pareja tienen claras sus preferencias, incluso las salidas y los viajes se vuelven rutinarios. Si siempre van a en verano a la misma playa, cenan en el mismo restaurante y se hospedan en el mismo hotel, es tiempo de sacudir un poco las cosas e improvisar un poco.

 

Pueden hacer maletas, salir a carretera sin rumbo y explorar lugares diferentes. Es probable que acaben comiendo en un restaurante sin gracia, o en un pueblo poco atractivo, pero la experiencia será enriquecedora y divertida de todas formas.


 

Regalos inesperados
Al principio de la relación y en especial en la fase de conquista, dar y recibir regalos es común, pero este hábito se pierde cuando la pareja entra en una zona de confort, y los obsequios se vuelven cada vez más esporádicos.

 

Pues es momento de retomarlos. Boletos para un concierto, un objeto de colección, antigüedades… las opciones son interminables, solo asegúrate que sea algo relacionado con sus gustos. Los regalos genéricos no tienen el mismo valor.


 

Detalles afectuosos
El amor es como una planta que hay que alimentar constantemente, con palabras de afecto y detalles.

 

Sorprende a tu pareja con un mensaje cariñoso en el espejo del baño o una nota en su auto. Recuérdale cuánto lo amas y cuánto valoras su amor. También pueden inventar algún juego de mensajes que además de ser divertido, alimentará su relación y romperá la rutina.