7 Razones para Usar Ajo para Tu salud



Millones de personas en todo el mundo comen ajo todos los días, pero no muchos de ellas saben que en realidad tiene propiedades medicinales muy fuertes. Los antiguos egipcios, griegos, babilonios y chinos conocían los beneficios del ajo para la salud y lo usaban ampliamente. También es un potente remedio para varias enfermedades y condiciones según el Ayurveda de la India, aunque se menciona que también tiene algunos efectos secundarios. Por lo tanto, puedes seguir usando el ajo en tus pizzas y pastas, pero también puedes usarlo como una medicina real cuando te enfermes. Estas son 7 razones para usar ajo para tu salud.

Resfriado y gripe

El ajo es un poderoso refuerzo para el sistema inmune y ayudará a tu cuerpo a lidiar con el resfriado o la gripe en poco tiempo debido a los compuestos de azufre que se forman cuando se aplasta, corta o mastica un diente de ajo fresco. Esto significa que puedes cosechar los mayores beneficios por consumir ajo crudo. Para combatir la gripe de la temporada, toma unos cuantos dientes de ajos crudos o prepara un té de ajo con un poco de jengibre y miel para hacer más llevadero el sabor. Esto aumentará tu inmunidad y aliviará los síntomas del resfriado.

Nutrientes

El ajo está repleto de vitaminas y minerales los cuales son esenciales para tu bienestar general. Tiene altos niveles de vitamina C, cobre, hierro, selenio, magnesio y vitamina B6. Se sabe que estas dos últimas son responsables de las funciones cognitivas, la salud cerebral y el buen humor. El ajo es bajo en calorías, lo que lo convierte en un complemento alimenticio perfecto para mejorar tu salud.

Anti Parasitario

Durante miles de años, nuestros ancestros han utilizado el ajo para luchar contra diversas infecciones, ahuyentar parásitos y eliminar toxinas. También se puede decir adiós a las bacterias malas y a las infecciones por hongos. Un enjuague bucal hecho con ajo eliminará de tu boca todas las bacterias que causan caries, aunque no es el remedio más refrescante. El consumo prolongado de ajo y ciertas mezclas de hierbas liberará tu cuerpo de todo tipo de parásitos.

Normaliza la presión arterial

La presión arterial alta es la causa de varias enfermedades del corazón. El ajo no sólo ayuda a regular la presión arterial, sino que también equilibra los niveles de colesterol y reduce el azúcar en la sangre. Todo esto le ocurre al compuesto sulfúrico de alicina que está presente en el ajo recién cortado, aplastado o prensado. Esto significa que obtendrás los mayores beneficios al consumir ajo sin cocer ya que pierde la mayoría de sus propiedades medicinales una vez que lo agregas como ingrediente a sus comidas.

Piel joven

Una de las principales razones por las que nuestra piel se ve cansada y vieja es por la falta de colágeno, que se debe a una dieta inapropiada, un ciclo de sueño inadecuado y el estrés. Todos estos factores conducen a más arrugas, haciendo que parezcas mayor de lo que podrías imaginar. El ajo ayuda a retener el colágeno y también se puede utilizar de forma tópica para tratar diversas afecciones de la piel e infecciones por hongos.

Cabello sano

Puede que hayas escuchado que la cebolla puede restaurar un poco el cabello dañado, bueno, el ajo también puede proporcionar algún efecto embellecedor. Si tienes el pelo de cerdas finas y sientes que estás perdiéndolo demasiado, toma un poco de extracto de ajo (ajo crudo machacado) y frótalo suavemente en tu cuero cabelludo. Como probablemente lo sepas, todos los problemas capilares se deben a la dieta o al cuero cabelludo. ¡Necesitas mantener ambos saludables! También puedes probar algunos aceites con infusión de ajo y masajearte la cabeza al menos una vez a la semana. Tu cabello se volverá mucho más fuerte.

Cómo utilizarlo

Ahora que sabes que el ajo es bastante asombroso, especialmente cuando se consume crudo, tal vez quieras incluirlo en tu dieta. Prepara un aderezo picante para ensaladas aplastando un diente de ajo y mezclándolo con un poco de aceite de oliva o de girasol. También puedes hacer una saludable, aunque un poco maloliente, tostada con un solo diente de ajo y mezclarlo con un poco de ghee para obtener un mejor sabor. Si el ajo crudo no es para ti, úsalo para condimentar tus verduras, sopas y batidos. También existen suplementos que puedes tomar y que no tienen ningún olor.