8 beneficios del poderoso jengibre



El jengibre es, sin duda, una de las especias más saludables que tenemos a nuestra disposición. Tanto así, que hoy en día es considerado un superalimento.

Contiene diversos nutrientes y componentes que aportan una variedad de beneficios a nuestro organismo: Capsaicina, curcumina, salicilato, gingeroles, vitaminas y minerales.

Originaria del sur de Asia, el jengibre fue una de las primeras especias exportadas de Oriente, y hasta la fecha, forma parte de gran cantidad de platillos y bebidas.

Esta raíz puede consumirse de muchas formas: en polvo, fresca, como aceite, e incluso como jugo. Se puede añadir a infusiones, a postres o a licuados.

A continuación te enlistamos 8 beneficios del poderoso jengibre, por los que no puede faltar en tu cocina.

Es ideal para tratar las náuseas

Desde tiempos antiguos, el jengibre ha sido usado para combatir las náuseas y el mareo en el mar.

Asimismo, es de gran ayuda contra las náuseas matutinas causadas por el embarazo.

Estudios realizados con más de 1200 mujeres embarazadas, arrojaron que esta especia combate las náuseas de forma efectiva. Sin embargo, aunque se considera inofensiva, es recomendable consultar primero con el médico.

Combate la inflamación

El jengibre contiene gingerol, es su principal componente activo, y el responsable de la mayoría de sus virtudes. Entre ellas, el efecto antiinflamatorio.

En un estudio realizado con personas que padecen osteoartritis, quienes tomaron extracto de jengibre sufrieron menos inflamación y dolor. Asimismo, es muy útil cuando es aplicado de forma tópica.

Al reducir la inflamación del colon, es también un aliado contra el cáncer del mismo.

Disminuye la concentración de azúcar en sangre

Aunque la investigación en este campo es reciente, los estudios que se han realizado demuestran que el jengibre tiene importantes propiedades antidiabéticas.

Los pacientes que tomaron dos gramos de jengibre al día, disminuyeron rápidamente sus niveles de azúcar en sangre.

Reduce los dolores menstruales y musculares

Según un estudio realizado con 150 mujeres que tomaron un gramo de jengibre en polvo al día, los dolores menstruales se redujeron mucho más que incluso con medicamentos como el ibuprofeno. Una forma muy práctica de tomarlo es en forma de infusión.

En otros estudios donde los sujetos tomaron suplementos de jengibre, se comprobó que reduce los dolores musculares causados por el ejercicio.

Combate el deterioro de las funciones cerebrales

Dos factores clave en el envejecimiento y el deterioro de las funciones cerebrales son la inflamación celular crónica y el estrés oxidativo.

Según investigaciones, las propiedades antioxidantes del jengibre combaten las respuestas inflamatorias del cerebro. También se ha comprobado que el consumo de esta especia mejora la memoria y la velocidad de respuesta.

Fortalece el sistema inmune

El gingerol reduce las infecciones, al combatir el crecimiento de diferentes tipos de bacterias. Es particularmente eficaz contra las bacterias causantes de enfermedades periodontales, como la gingivitis.

También es efectivo contra virus causantes de malestares respiratorios. Una infusión de jengibre diario es una buena medida para prevenir resfriados en invierno.

Y en el caso de ya tener un resfriado, el jengibre ayuda a reponerse, debido a su efecto diaforético, que incrementa la sudoración, al calentar el cuerpo y disminuir así los síntomas, incluyendo la tos.

Mejora la circulación sanguínea y los niveles de colesterol

En diferentes investigaciones se encontró que el consumo de jengibre reduce la concentración de colesterol malo.

Además de su contenido de magnesio y zinc, esta especia tiene propiedades anticoagulantes, por lo que es una aliada ideal para combatir los problemas de circulación que pueden derivar en enfermedades cardiovasculares y en otros males, como la aparición de várices.

Un estudio publicado en la revista Nutrition encontró que las personas que consumen jengibre con regularidad presentan un riesgo menor de padecer hipertensión y otras enfermedades del corazón.

Mejora la digestión

Los compuestos fenólicos del jengibre disminuyen las agruras, estimulan la producción de bilis, reducen las contracciones del estómago y alivian la irritación del intestino, lo que favorece un correcto proceso digestivo y evita así los problemas de salud relacionados con una pobre absorción de nutrientes.

También tiene un efecto positivo en las enzimas tripsina y lipasa pancreática, que influyen en el tránsito intestinal.