Alimentación intuitiva o como no comerte la cabeza con lo que has comido – Her Beauty

Alimentación intuitiva o como no comerte la cabeza con lo que has comido

Advertisements

Seguramente has estado a dieta, ccon esto de cuando tus deseos y preferencias gustativas justo caen bajo el y como resultado, todo termina en crisis nerviosa, donde acabas comiendote el triple de lo que deberias. Incluso aquellos que lograron alcanzar su peso deseado, al terminar la dieta, inconscientemente comienzan a ponerse al día y permiten que el cuerpo disfrute de lo que se ha ganado – “venga, que me lo merezco”

El resultado es deplorable…el peso vuelve, elegimos otro tipo de dieta y siempre con la misma historia con el mismo final.

Tan pronto como podamos elegir y permitirnos cualquier tipo de comida, elegiremos como resultado un alimento saludable. La fruta prohibida es dulce, y si te convences de que no puedes comer pasteles o chocolate, tu cuerpo los querrá sobre todo.

Aprende a escuchar y a confiar en tu cuerpo, no te comportes estrictamente acerca de lo que comas, pero tampoco descuides lo que vayas a comer.

  1. NO a las dietas

Admite que son inútiles, y todos los libros escritos sobre tipos de dietas son solo opiniones de personas que muchas veces no han probado ninguna de ellas. No pienses que hay otra dieta maravillosa en algún lugar del mundo de la que aún no hayas oído hablar.

Loading...

  1. Reconoce el hambre

Debes saciar tu cuerpo con la cantidad necesaria de energía y carbohidratos. No esperes un momento de hambre excesivo, tampoco comas por compañía si sientes que no tienes hambre.

  1. Deja de culparte

Deja de elogiarte por comer menos de 1000 calorías al día y de regañarse por comer un cacho de pastel de chocolate o una porción de helado.

  1. No te comas la cabeza

Muchas veces hay situaciones en las que experimentamos estrés, nos hundimos en la depresión, permanecemos en la apatía, etc. A menudo, estas afecciones van acompañadas de la ingesta de alimentos, con porciones grandes y ricas en calorías. Sin embargo la comida no puede resolver el problema y ayudar en una situación difícil sino que al contrariopuede empeorar el estado negativo de culpabilidad por la falta de fuerza de voluntad.

  1. El placer de comer

Si comes lo que te gusta y en un entorno y ambiente que te gusta, recibirás mucho más placer, energía y fuerza. No olvides que no estamos hablando simplemente de satisfacer la sensación de hambre, como una necesidad fisiológica, sino de la capacidad de disfrutar de cada bocado de comida.

Advertisements