Los 9 errores más frecuentes al depilarte las piernas y cómo evitarlos – Her Beauty

Los 9 errores más frecuentes al depilarte las piernas y cómo evitarlos

Advertisements

Según estudios recientes, más del 95% de las mujeres españolas se depila las piernas de manera frecuente. De ese porcentaje, la cera sigue siendo la opción más elegida frente a otros métodos como las maquinillas eléctricas, la cuchilla o el láser, opción cada vez más demandada por sus beneficios a largo plazo. 

Pese a ser un acto que realizamos con frecuencia y que prácticamente forma parte de nuestra rutina diaria, cometemos muchos errores tanto antes como durante y después de la depilación. 

Hoy queremos explicaros los errores más frecuentes, de los que muchas veces no somos conscientes, para que tomemos consciencia y los evitemos en la medida de lo posible. ¿Nos acompañas?

Errores comunes a todos los métodos

  • No hidratar la piel: la hidratación es siempre esencial, utilicemos el método que sea. Quizá sea aún más relevante en el caso de las maquinillas eléctricas, ya que es un método que reseca bastante la piel, por lo que se necesita un plus de humedad para recuperarla. Pero sea cual sea el método de depilación que elijas, no olvides hidratar correctamente la piel: tu cuerpo te lo agradecerá. 
  • Hidratarse con cualquier crema o aceite: es importante saber qué utilizar para hidratar nuestra piel tras un proceso de depilación, ya que no todos los productos valen. Especialmente tras la cera, es importante aplicarse una crema hidratante con efecto calmante, pero que no contenga alcohol ni perfume, para evitar irritaciones en la piel.
  • No tener paciencia: en el caso del láser es diferente, ya que los tiempos no los marcamos nosotros, sino la clínica que hayamos elegido para el tratamiento. Pero en el caso del resto de métodos de depilación, es importante tener paciencia y esperar a que el vello sea lo suficientemente largo como para poder depilarlo correctamente. 

Depilación con cera

Loading...

  • No calcular bien la temperatura: es fundamental aplicar la cera a la temperatura óptima: ni demasiado fría (en ese caso perderá efectividad), ni demasiado caliente, ya que puede provocar quemaduras e irritación en la piel. Además, la cera demasiado caliente está contraindicada para personas con problemas vasculares, con lo que utilizarla puede resultar peligroso. 
  • No exfoliar la piel antes: los expertos aconsejan utilizar un guante de crin para preparar la piel antes de aplicar la cera.

Depilación con maquinillas eléctricas

  • No preparar la piel adecuadamente: depilarse con maquinilla eléctrica es un método de depilación de los más dolorosos, pero si preparamos bien la piel podremos minimizar las molestias. Exfolia bien la superficie antes de someterla al proceso de depilación. Así evitarás que el vello se enquiste. Algunos expertos también recomiendan ducharse con agua caliente antes de la depilación para favorecer que los poros se abran.

Depilación con cuchilla

  • Afeitado en seco: uno de los errores más frecuentes y que más dañinos resultan para nuestra piel es no utilizar ningún producto previo a la utilización de la cuchilla. Es esencial aplicar algún producto específico para preparar nuestra piel para la depilación, evitando así que puedan producirse cortes. Eso sí: es muy importante que el producto que se utilice no contenga alcohol, ya que puede irritar la piel. 
  • Compartir cuchillas: es un producto que nunca se debe compartir, ya que es frecuente que puedan producir pequeños cortes en la piel, con lo que existe la posibilidad de contagio de enfermedades infecciosas. 

Depilación con láser

  • Depilarse antes con otro método: es un error más frecuente de lo que creemos y que reduce considerablemente la eficacia del láser. Este tipo de depilación se debe aplicar cuando el vello está corto pero visible, para que el láser pueda actuar directamente sobre el folículo e impida que éste siga generando vello. 

Esperamos haberte ayudado a ser consciente de algunos errores frecuentes que cometemos al depilarnos. ¡Hasta pronto!

Advertisements