Malos hábitos que nos hacen parecer mayores y cómo evitarlos – Her Beauty

Malos hábitos que nos hacen parecer mayores y cómo evitarlos

Advertisements

Los signos de la edad muchas veces no se deben solo al inevitable paso de los años. Prácticamente todos tenemos algunos malos hábitos que debemos corregir para recuperar ese aspecto juvenil que tanto echamos de menos.

Y es que nuestro cuerpo y, sobre todo, nuestra piel, es muy sensible a ciertos hábitos que, lejos de beneficiarnos, pueden hacernos parecer mucho más mayores de lo que en realidad somos. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Pues no te lo pierdas!

No dormir lo suficiente

Como se suele decir, la primera en la frente. Ya sea para combatir los signos de la edad, para estar más sano o para reducir síntomas de algunas patologías, es esencial descansar apropiadamente y durante el tiempo necesario. 

Si duermes 8 horas diarias, tu piel estará más tersa y luminosa. ¡Haz la prueba!

Tomar demasiado el sol

Todos somos conscientes de la gran cantidad de vitaminas que nos aporta la luz solar y más desde que tuvimos que enfrentarnos al dichoso confinamiento a causa de la pandemia de Covid. 

Pero tomar el sol en exceso o tomarlo sin la protección adecuada puede resultar sumamente nocivo para la piel, y no solo durante los meses de verano o de mayor exposición solar. 

Así que ya sabes: si quieres que te piel siga radiante y juvenil, no demasiado sol y siempre con la protección solar adecuada para ti. 

El tabaco

Llegados a este punto, lo que costaría trabajo sería encontrar qué beneficios puede aportarte fumar. Malo para la salud a nivel global: aumenta la tensión arterial y la probabilidad de sufrir cáncer de pulmón, pierdes capacidad olfativa y gustativa y, además, hace que tu piel tenga un aspecto más cansado y envejecido. ¡No hay más preguntas, señoría!

El consumo excesivo de alcohol

Loading...

Un poco en línea con el punto anterior, aunque no de manera tan radical. Algunos expertos hablan de lo saludable que es una copita de vino de vez en cuando y no lo ponemos en duda, ni mucho menos. 

Pero los excesos nunca son buenos y, en el caso del alcohol concretamente, resultan sumamente perjudiciales para la salud a nivel general y, concretamente, para el aspecto, que es lo que nos atañe en el presente artículo. Así que ya sabes: una copita al año, no hace daño. Quizás sea demasiado esporádico solo una vez al año, pero así nos entendemos. 

No consumir alimentos saludables

¿Quién no ha oído alguna vez eso de que “somos lo que comemos”? ¡Pues eso! Nuestro organismo necesita de alimentos saludables y nutritivos para poder funcionar. Y, lógicamente, si se los damos, eso se nota. 

Además, algunos de los ingredientes de esa alimentación saludable son especialmente beneficiosos para la piel, como los ácidos grasos Omega-3, los antioxidantes o las vitaminas, muy presentes en frutas y verduras. 

Si quieres tener un aspecto radiante que refleje la verdadera edad que aparece en tu carnet de identidad, huye de grasas, alimentos ultraprocesados y comidas azucaradas. Tu cuerpo entero te lo agradecerá y tú podrás verte mejor que nunca. 

El estrés

Quizás este sea el punto más difícil de controlar, ya que en muchas ocasiones el estrés procede de elementos externos que se escapan a nuestro control. 

Pero, aunque los problemas estén ahí y no vayan a desaparecer, cómo nos enfrentamos a ellos sí que marca la diferencia. Es un hecho probado que el estrés nos hace envejecer, bien por la aparición de canas o arrugas, bien por el aspecto general. 

Intentar hacerte de herramientas para combatir el estrés, como el yoga o la meditación. Te verás mucho mejor por fuera y te sentirás mucho mejor por dentro. ¡Pruébalo!

Advertisements