7 frutas saludables que no deben faltar en tu dieta



Es bien sabido que para llevar una alimentación balanceada, ésta debe incluir frutas, pero también sabemos que la mayoría son altas en azúcares, y por lo tanto, debemos consumirlas con moderación.

La mejor forma de hacerlo, por lo tanto, es elegir aquellas que nos proporcionan la mayor cantidad de nutrientes y beneficios.

En esta lista te traemos las 7 frutas más saludables que no deben faltar en tu dieta.

Piña

Esta deliciosa fruta tropical contiene bromelina, una enzima que favorece el proceso digestivo. Según estudios, la bromelina también ayuda a proteger contra el cáncer y tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que se recomienda su consumo a quienes padecen artritis reumatoide. La piña también tiene efecto diurético, lo que la convierte en la aliada ideal para combatir la retención de líquidos.

Además de lo anterior, contiene altas concentraciones de manganeso, un mineral que refuerza la memoria y disminuye el cansancio.

Plátano

Esta fruta es alta en potasio, un electrolito esencial que ayuda a la correcta función de los nervios y músculos, a regular el ritmo cardiaco, y a llevar los nutrientes a las células.

El plátano también contiene serotonina, lo que proporciona un efecto antiestrés.

Además, aporta una gran cantidad de pectina, por lo que tiene un efecto saciante mayor que muchas frutas. Asimismo, esta fibra favorece la digestión y mejora el control de azúcar en sangre.

Es una fruta excelente para consumir antes de hacer ejercicio.

Manzana

No es casualidad que la manzana sea una de las frutas más populares. Contiene alta cantidad de fibra, vitamina K, vitamina C y potasio.

Según demuestran diversos estudios, su elevada concentración de antioxidantes reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2, cáncer y Alzheimer. También se relaciona con un incremento en la densidad de los huesos.

La manzana además contiene ácido ursólico, que favorece el metabolismo y la quema de grasa almacenada.

Toronja

La toronja es una de las mejores frutas cítricas que podemos encontrar. Alta en potasio, calcio, vitamina C, fibra y antioxidantes, es conocida por ayudar a regular la concentración de azúcar en sangre.

Según arrojan diversos estudios, la toronja ayuda también en la pérdida de peso.

Por si fuera poco, este fruto contribuye a reducir los niveles de colesterol y a prevenir la aparición de cálculos en los riñones.

Es ideal para consumirse diariamente como parte del desayuno, ya que es baja en calorías.

Arándonos y otros frutos rojos

La característica más relevante de los frutos rojos es su contenido de polifenoles, (los arándanos en mayor concentración), poderosos antioxidantes que ayudan a combatir el envejecimiento prematuro, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y otras de tipo inflamatorio. El arándano además contribuye a reducir las infecciones urinarias.

En el grupo de frutos rojos, también llamados frutos del bosque, se incluyen: arándonos, zarzamoras, frambuesas, fresas, cerezas y grosellas.

Estas frutas se distinguen por su bajo contenido calórico y alta concentración de fibra, por lo que son ideales en las dietas para pérdida de grasa.

Asimismo, son altas en vitamina C, que sirve para reforzar el sistema inmune y aumentar el colágeno.

Consumirlos en licuados es una forma práctica de incluirlos en la alimentación diaria.

Aguacate

El aguacate, a diferencia de la mayoría de las frutas, no es alto en carbohidratos, sino en grasas saludables, que contribuyen a nivelar el colesterol en sangre, reducen la inflamación y mejoran la salud cardiovascular.

Esta fruta de origen mexicano también aporta altas cantidades de potasio, fibra y magnesio, el cual regula la presión sanguínea y las funciones nerviosas y musculares.

Es ideal para untarse en pan, en lugar de mantequilla o margarina. Asimismo, se puede agregar en los licuados de frutas. Suena extraño, pero sabe delicioso.

Limón

El limón es una fruta muy valiosa para una adecuada salud, ya que estimula al hígado para producir bilis, lo que favorece la digestión y eliminación de tóxinas.

El limón contiene ácido cítrico, magnesio, bioflavonoides, pectina y lo más importante: limoneno, una sustancia que fortalece el sistema inmune y combate las infecciones.

Su alto contenido en vitamina C ayuda a proteger la piel contra el envejecimiento prematuro, al favorecer la producción de colágeno.

Asimismo, este fruto tiene propiedades antivirales y antibacterianas.